CIelo en la boca

Łyżka do miodu nabierająca miód nad słoikiem
MIELES
Las famosas mieles de la región son las mieles de mielada de Małopolska y Sącz. Entre sus cualidades destaca el contenido menor de agua en comparación con las mieles de flores, el sabor exquisito de resina, y el olor aromático de especias. El razgo característico es su color oscuro, entre marrón, pasando por pardo hasta casi negro con un matiz rojo o verde. La miel de mielada hasta hoy en día constituye un remedio irreemplazable para el resfriado, la ronquera y las enfermedades de garganta. Hay que añadir que es una medicina muy sabrosa.



   

HELADOS DE NOWY TARG
Nowy Targ debe sus helados, famosos en toda Małopolska, a Franciszek Żarnecki, un panadero y pastelero local quien en los años 50 del s. XX empezó su producción casera. Los helados de Żarecki eran elaborados a mano a base de una receta secreta, utilizando ingredientes naturales, y eran vendidos al peso, servidos en conos tradicionales con una cucharra de madera. Desde muchos años se los admira por su consistencia cremosa y homogénea, y sus exquisitos sabores tradicionales. Siguen siendo la especialidad de la pastelería familiar. Cada año los habitantes de la ciudad y los turistas hacen cola para comprarlos, y cada año las colas son más largas.


   

PASTEL PAPAL DE HOJALADRE Y CREMA
Y ocurrió así: papa Juan Pablo II durante su peregrinación a Polonia en 1999 visitó Wadowice y durante el encuentro con sus habitantes recordó los tiempos de su juventud, y el famoso pastel de hojaladre de una pastelería que ya no existe de Karol Hagenhuber. Los pasteleros de Wadowice (y no sólo ellos) no dejaron pasar esta oportunidad de marketing. Y a la “kremówka” tradicional, o sea, el pastel de dos capas de hojaladre y mucha crema de nata, añadieron el adjetivo “papal”.