Facebook link

El Castillo Real de Wawel en Cracovia - Obiekt - VisitMalopolska

Atrás

Państwowe Zbiory Sztuki na Wawelu Kraków

El Castillo Real de Wawel en Cracovia

widok na wnętrza Zamku Królewskiego na Wawelu
Wawel 5, 31-001 Kraków Región turística: Tarnów i okolice
tel. +48 124225155
La residencia real de Wawel y la archicatedral de San Estanislao Obispo y Mártir y San Wenceslao, constituyen un tesoro de la cultura polaca, excelentes muestras de arquitectura y arte.
En este sitio, a través de los siglos, se concentraba la sede más importante de la monarquía, además de llevarse a cabo las coronaciones y los funerales de los monarcas de Polonia.Hoy en día el castillo está disponible para visitas y es uno de los museos más importantes de Polonia. Se pueden apreciar los hermosos interiores de las Representativas Cámaras Reales. La sala más hermosa amoblada con muebles antiguos adornan los valiosos cuadros y tapices famosos. En la Cámara de Diputados, “las cabezas de Wawel” miran a sus visitantes. Los Apartamentos Privados de la Realeza están decorados con murales y portales gótico-renacentistas y amoblados con muebles de la época renacentista. Entre las partes de las construcciones góticas que se conservan se destaca sobre las demás la hermosa torre Kurza Stopka. Una interesante exposición de armas y joyas se encuentra en el Tesoro de la Corona y la Armería. Entre otros objetos de la colección se encuentran el trofeo del asedio de Viena del año 1683 y también la exposición de los signos de honor del rey Jan III Sobieski. La pieza más valiosa es Szczerbiec: la espada de coronación de los reyes polacos. Las colecciones originales se presentan en la exposición Arte Oriental, donde se exponen cantidad de trofeos y recuerdos del asedio de Viena, entre los que están banderas militares y grandes tiendas de campaña. También se pueden visitar las exposiciones arqueológicas del Wawel Perdido, en el que la atracción principal es rotonda prerrománica de la Santísima Virgen María (también conocida como capilla de San Félix y San Adauctus) del s. X. La forma más original de bajar de la colina de Wawel, es bajar a través de la Gruta del Dragón, una cueva natural formada por rocas calizas en donde, según la leyenda, vivía el dragón de Wawel. La salida de la cueva conduce al bulevar del Vístula, justo al lado del legendario monstruo.