Valles, barrancos

Białe wapienne skały w dolinie.
Las formaciones producidas principalmente gracias al trabajo duro de los ríos, siendo erosionadas por una fuerza invisible a lo largo de muchos siglos, y a pesar de los múltiples obstáculos, han mostrado como se puede construir, destruyendo. La formación de los valles está asociada a una forma de terreno variado. Desde las zonas de las tierras altas hasta aquellas que se encuentran más abajo, fluyen ríos que disponen de fuerzas inimaginables. Los ríos buscan el mejor camino para ellos, haciendo cortes en la superficie y transportando consigo el material encontrado. A lo largo de la ruta, el material sufre la transformación y la fragmentación. Si esta acción de esculpir el material lleva millones de años, el cauce está ensanchándose y cayendo constantemente; como consecuencia se forman valles, gargantas, cañones, barrancos ... Los glaciares trabajan un poco más rápido. En las zonas montañosas, aumentando su tamaño, también eliminan casi todo lo que encuentran a lo largo de su camino. Y con la misma rapidez, terminan su vida... como ríos que fluyen sin cansancio bajan de las zonas de montaña. Los alrededores del noroeste de Cracovia cuentan con la riqueza de valles creada por los ríos. Fue allí donde el paisaje inmenso es tapado por las pendientes inmensas de los valles; es donde se puede caminar por unas rutas apenas visibles, que conducen por sus fondos, o relajarse cerca del río, cuando hace mucho calor ... Unas experiencias similares, pero de carácter glacial, ofrecen los valles del Tatra.

Multimedia