Las montañas Gorce y los Beskides Insulares - por la ruta de las iglesias y los museos

Drewniany zabytkowy kościół z blaszanym dachem, ceglany mur z wejściem dookoła kościoła
En el año 2001, por iniciativa del Voivodato de Małopolska, se creó la Ruta de la Arquitectura de Madera. Es un recorrido que lleva tras las huellas de iglesias, iglesias ortodoxas, campanarios, casas señoriales, villas y casas históricas.

En el año 2001, por iniciativa del Voivodato de Małopolska, se creó la Ruta de la Arquitectura de Madera. Es un recorrido que lleva tras las huellas de iglesias, iglesias ortodoxas, campanarios, casas señoriales, villas y casas históricas. Todos los edificios que forman parte de ella tienen en sí algo extraordinario. Podéis convenceros de ellos visitando la iglesia de la Virgen del Perpetuo Socorro de Jurków o la iglesia de San Simón y San Judas Tadeo Apóstoles en Dobra. Un poco más al norte de ellas se encuentra, rodeada de exuberantes árboles, la iglesia auxiliar de San Nicolás de Bari en Skrzydlna. En las cercanías, exactamente en Kasina Wielka, se encuentra la iglesia de Santa María Magdalena, de casi 350 años. De la misma advocación es la iglesia de Santa María Magdalena - Museo Władysław Orkan de Rabka-Zdrój. Si nos dirigimos al este llegamos a la iglesia de San Juan Evangelista en Pisarzowa y la iglesia de San Antonio Abad Ermitaño en Męcina. Finalmente, no nos olvidemos de visitar la situada cerca de la popular carretera de Cracovia a Zakopane (llamada «zakopianka») iglesia de la Santa Cruz «en Piątkowa Góra», en Rdzawka, desde la cual se extiende una vista de la bella Babia Góra.

Por supuesto, también hay interesantes monumentos sagrados fuera de la Ruta de la Arquitectura de Madera. Merece la atención, por ejemplo, la Capilla Papal de Turbacz, que recuerda el amor de Juan Pablo II por las montañas. Entre los templos de albañilería recomendamos a su vez la basílica de la Virgen de los Dolores de Limanowa y el Santuario de la Virgen del Consuelo de Pasierbiec. Se debe comentar que a través de los Beskides Insulares discurre la Ruta del Frente Oriental de la Primera Guerra Mundial, en cuyo recorrido se encuentran, por ejemplo: el cementerio Jabłoniec, el cementerio de Kamionka Mała, el monumento del encuentro de las generaciones en Chyszówki y el cementerio de Limanowa.

También «cuentan» muchas cosas sobre la historia de la región los museos y las casas señoriales distribuidos por los pueblos y aldeas de las montañas Gorce y los Beskides Insulares. La Casa señorial de Laskowa fue levantada entre los siglos XVI y XVII. Este edificio barroco pertenecía originalmente a la familia Laskowski, propietarios de la aldea de Laskowa en el periodo que va desde la Edad Media hasta la segunda mitad del siglo XVII. En el año 1688 los bienes endeudados de Laskowa Górna y Dolna fueron comprados por el obispo de Cracovia Jan Małachowski. En los siglos siguientes la Casa señorial de Laskowa, que destacaba por un alto tejado de madera de tipo cracoviano, perteneció sucesivamente a obispos y a las familias Skrzyński y Żochowski. Actualmente está en manos de la familia Michałowski y es uno de los puntos de la Ruta de la Arquitectura de Madera. También está inscrita en la lista de edificios de la Ruta la Casa señorial de Świdnik. Este edificio, parcialmente de madera y parcialmente de albañilería, fue levantado en el año 1752 por los entonces propietarios de la aldea: la familia Wielogłowski. 

Otro edificio que merece la pena recordar es la famosa «Orkanówka», es decir, el Museo Biográfico de Władysław Orkan en Poręba Wielka. Esta villa, construida en un estilo que recuerda al de Zakopane, alberga colecciones que presentan la vida y la obra literaria de Władysław Orkan y los monumentos de la cultura material de los montañeses de las laderas norte de las montañas Gorce. En honor del famoso escritor del periodo de la Joven Polonia  también se llamó Museo Władysław Orkan al de Rabka-Zdrój, con sede en la iglesia de madera de Santa María Magdalena. En el templo procedente de comienzos del siglo XVII pueden verse varias exposiciones, por ejemplo, de alfarería, pastoría, trajes y antigua escultura popular. Un tesoro de conocimientos sobre los tiempos antiguos es también el Museo de los Montañeses y los Bandoleros en Rabka-Zdrój. La institución incluye exposiciones relacionadas con los montañeses que vivieron en los terrenos cercanos y los bandoleros de los Cárpatos. Ocupa varios edificios e incluye, por ejemplo, la choza montañesa Casa de las Tres Vírgenes, un castillejo de  bandoleros de los Cárpatos y una cabaña de pastores. Si queremos descubrir la historia de los alrededores de Limanowa merece la pena acercarse al Museo de la Región de Limanowa, que ha reunido un impresionante número de objetos históricos, etnográficos, artísticos y fotográficos. Hay hasta 26 000 de ellos.

A Chabówka atrae a los turistas el Museo al Aire Libre del Material Rodante Ferroviario. Entre sus colecciones se encuentran, por ejemplo: locomotoras de vapor, dresinas, locomotoras diésel y eléctricas. En verano el museo al aire libre ofrece una atracción poco común: un viaje en un tren retro de Chabówka a Kasina Wielka. A los aficionados a los ferrocarriles antiguos también les recomendamos participar en Parowozjada. 

Estando en los alrededores también merece la pena visitar el Museo del Convento de los Padres Cistercienses de Szczyrzyc y el Museo al Aire Libre en Jędrzejkówka, en Laskowa.